Globered
Consigue tu propia página web

predica el nuevo pacto

predica el nuevo pacto

0 0 0

CRISTO CONFORTA A LOS ENFERMOS Y AFLIJIDOS.

Por: Marvin Pelaez | Publicado: 02/03/2011 17:34 | | #Cont:1

DIOS ESTA CON LOS ENFERMOS Y AFLIJIDOS

 

1)    El Señor dice que en el mundo tendremos aflicción, pero no debemos de temer porque él ha vencido al mundo. Veamos.  Juan16:33. Estas cosas os he hablado, para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción: mas confiad, yo he vencido al mundo.

 

2)    Cuando estemos enfermos debemos de orar a Dios con un corazón humillado delante de él para que él nos sane de nuestras enfermedades y no debemos de ser orgullosos, ni soberbios sino agradecidos por el milagro recibido. Leamos como quiere Dios que nos comportemos cuando tengamos alguna enfermedad. 2ª. Crónicas 32:24 al 26. Por aquel tiempo, el Rey Ezequías cayó gravemente enfermo; pero oró al Señor, quien le contestó por medio de una señal milagrosa. Pero, a pesar del beneficio que había recibido, Ezequías no fue agradecido, sino que se llenó de orgullo, por lo cual el Señor se enojó con él y también con Judá y Jerusalén. Sin embargo, a pesar de su orgullo, Ezequías se humilló ante Dios, y lo mismo hicieron los habitantes de Jerusalén, y el Señor no descargó su ira sobre ellos mientras Ezequías vivió. 

 

3)    Nosotros los hijos de Dios estamos en compañía del Señor en el lecho de dolor y  a través de otras personas (Familiares, enfermeras, médicos, amigos, etc.) hasta nos arregla la cama como una señal de que él esta con nosotros. Leamos. Salmos 41:3. El Señor lo acompaña en su lecho de dolor y le arregla la cama mientras está enfermo. Cuando estemos enfermos dice el Señor que él nos confortará y nos alentará en el lecho de dolor. Veamos otra versión de la biblia que dice: Salmos 41:3 El Señor lo confortará cuando esté enfermo; lo alentará en el lecho del dolor.

 

4)    Muchas veces los humanos no tenemos confianza y fe en Nuestro Señor Jesucristo, pero veamos como él solo con sus palabras sanó a un enfermo que tenia una mano seca. Veamos lo que dice la palabra Dios en: Mateo 12:13.  Dijo entonces al enfermo: "Extiende tu mano. La extendió y le quedó tan sana como la otra.

 

5)    Cuando estemos enfermos debemos de valernos de otras personas que tengan fe en el Hijo de Dios para que oren por nosotros y podamos liberarnos de la enfermedad y que sean perdonados nuestros pecados. Veamos lo que dice: Marcos 2:3 al 5. Entonces, entre cuatro, le llevaron un paralítico. Pero como había mucha gente y no podían acercarlo hasta Jesús, quitaron parte del techo de la casa donde él estaba, y por la abertura bajaron al enfermo en la camilla en que estaba acostado. Cuando Jesús vio la fe que tenían, le dijo al enfermo:   --Hijo mío, tus pecados quedan perdonados.  Y él enfermo fue sanado.

 

6)    Para nuestro Dios Padre y su Hijo Jesucristo no hay enfermedad que no pueda ser sanada, incluso si esta enfermedad se presenta desde hace muchos años. Veamos lo que dice. Juan 5:5 al 9. Entre ellos había un hombre que desde hacía treinta y ocho años estaba enfermo. Cuando Jesús lo vio allí acostado, y se enteró de cuánto tenía de estar enfermo, le preguntó:

--¿Quieres que Dios te sane? El enfermo contestó:

--Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando el agua se remueve. Cada vez que trato de meterme, alguien lo hace primero. Jesús le dijo:

--Levántate, alza tu camilla y camina. En ese momento el hombre quedó sano, alzó su camilla y comenzó a caminar. Así que, estimado amigo o amiga, confié en el Señor Jesucristo y no ponga oído a lo que los hombres dicen.

 

7)    Nuestro Señor Jesucristo es Dios y el quiere que seamos sanos y tiene mucha compasión con los enfermos, porque él vino a liberarnos de nuestros pecados y enfermedades. Veamos lo que sucedió con un hombre que tenia la piel enferma. Marcos 1:40 al 42. Un hombre que tenía la piel enferma se acercó a Jesús, se arrodilló ante él y le dijo:

--Señor, yo sé que tú puedes sanarme. ¿Quieres hacerlo? Jesús tuvo compasión de él, extendió la mano, tocó al enfermo y le dijo: ¡Sí quiero! ¡Queda sano! De inmediato, aquel hombre quedó completamente sano.

 

 

8)    Cuando oremos por una persona enferma lo debemos de hacer con la confianza de que Cristo nos va a oír y va sanar al enfermo y lo mismo debe hacer la persona que esta enferma, quien debe tener la fe puesta en Cristo el Hijo de Dios y olvidarse de todo lo mundano. Los Cristianos debemos de orar unos por otros no solo por la sanación sino también confesando nuestros pecados para que Dios nos  perdone. Veamos lo que dice: Santiago 5:14 al 16. Si alguno está enfermo, que llame a los *líderes de la iglesia, para que oren por él; entonces ellos le untarán aceite y le pedirán al Señor que lo sane. Si oran con confianza, Dios les responderá y sanará al enfermo, y si ha *pecado también lo perdonará. Por eso, confiesen sus pecados unos a otros, y oren unos por otros, para que Dios los sane. La oración de una persona buena es muy poderosa, porque Dios la escucha.

 

9)    Que nuestro Dios Padre, nuestro Señor Jesucristo y el Espíritu Santo le den fortaleza para soportar su enfermedad y recuerde confiando siempre en Cristo no solo lograremos sanación en esta vida, sino él también nos concederá salvación, resurrección y vida eterna para los que somos obedientes y confiamos en su palabra. Le recordamos que en el futuro Reino de Dios no habrá dolor, ni enfermedad, ni muerte y todo será paz y justicia.

 

10)                      A continuación la oración para la salvación de su alma y para recibir a Cristo como su Señor y Salvador: Señor Jesucristo: Yo confieso que he pecado (Dices todos tus pecados)..... Te pido perdón por todas mis faltas... (Dices todas tus faltas). Te abro ahora las puertas de mi corazón y te recibo como mi Señor y Salvador. Creo firmemente que derramaste tu sangre por mis pecados, que después de muerto resucitaste al tercer día y ahora en tu Reino eterno me ofreces la vida eterna, la cual recibo con acción de gracias. Desde hoy te prometo no pecar más, amarte, obedecerte, y hablar contigo siempre. Amén. 

 

11)                      Realizamos el presente mensaje de Dios de acuerdo con lo que dice el Apóstol Pablo en Gálatas 6:6.   El que está aprendiendo el mensaje de Dios debe compartir lo que tiene con el que le está enseñando. (Versión PDT). Que Dios le bendiga.

 

 

 

Comentarios
yolanda001
yolanda001
huy sabes esto me a ayudado a entender yo voy a comenzar un ministerio mañana de visita a los hospitales y pedi esta pagina lo necesitaba pero hay un problema necesito oracion por mi vida primero por astar afectada con policistemia con parkinson que resiente y un ca que me estirparon el utero pero quiero liberacion por fa gracias los unos por los otros ya pedi perdon al señor pero necesito refuero
Comenta